Tipos de mantenimiento informático

 Al igual que sucede con cualquier otro aparato electrónico (desde un vehículo hasta un lavavajillas), para funcionar bien los ordenadores necesitan mantenimiento.

De hecho, por su importancia y por su complejidad, el mantenimiento de los equipos y sistemas informáticos necesita una especial atención.

A la hora de aproximarse a los distintos tipos de mantenimiento informático, hay que tener en cuenta dos aspectos:

  • El mantenimiento incluye tanto el hardware como el software de los equipos. Ambos son muy importantes e influirán decisivamente en el funcionamiento del sistema.
  • Los diversos tipos de mantenimiento pueden funcionar simultáneamente como en escala.

MANTENIMIENTO PREDICTIVO

Para poder llevar a cabo este tipo de mantenimiento informático utilizamos herramientas de diagnóstico, con el fin de poder anticiparnos a posibles errores e intentar evitarlos mucho antes de que puedan llegar a producirse.

Este tipo de mantenimiento informático se puede implementar a través de la monitorización de sistemas informáticos. Durante este proceso, uno o varios operadores controlarán el buen funcionamiento de los dispositivos, utilizando herramientas como software de monitorización que analizan todo tipo de variables (temperatura de la CPU, niveles de batería, estado de los programas instalados…etc.)

MANTENIMIENTO PREVENTIVO

Este tipo de mantenimiento preventivo es muy frecuente, en él, no solo se llevan a cabo procedimientos con el fin de prevenir posibles fallos y mejorar el rendimiento del sistema, sino que se puede llegar a alargar la vida útil de los componentes que lo forman.

El mantenimiento preventivo nos puede ser realmente útil en muchos aspectos. Gracias a él, podemos disminuir el número de paradas del sistema, reducir el tiempo de parada, disminuir el tiempo de estas o incluso detectar y reparar puntos débiles que puedan estar afectando al funcionamiento del sistema.

MANTENIMIENTO CORRECTIVO

Este tipo de mantenimiento informático es la solución que se tendrá que aplicar cuando los mantenimientos mencionados anteriormente (predictivo y preventivo) no se hayan implementado o no hayan sido capaces de evitar el fallo del sistema.

Este tipo de mantenimiento se lleva a cabo cuando un equipo falla (ya sea por una avería de hardware o un uso incorrecto de él) y se pretende conseguir que este vuelva a estar operativo y en óptimas condiciones. Para lograrlo, se realizarán intervenciones de reparación o sustitución en función de las necesidades propias de cada dispositivo.

MANTENIMIENTO EVOLUTIVO

Este mantenimiento no sirve para corregir o prevenir posibles fallos, sino para evolucionar y mejorar los recursos informáticos con lo que ya se cuenta.

Los procedimientos a seguir que se incluyen en este tipo de mantenimiento pueden ir desde labores de actualización de software hasta sustitución de sistemas o equipo.

Estos son los 4 tipos de mantenimiento informático que existen, como habrás comprobado, cada mantenimiento necesita de unas herramientas y unos procedimientos a seguir diferentes, por lo que contratar un servicio de mantenimiento informático como el nuestro es la mejor decisión que puedes tomar para que tus dispositivos den siempre el mayor rendimiento.

Deja un comentario